Entradas nuevas paginas

domingo, 16 de marzo de 2014

ESTAS PREPARADA PARA UN PEELING QUÍMICO?

¿Qué es un peeling químico y para qué sirve?
Se trata de una técnica en la cual se aplica sobre la piel una sustancia (solución, crema o pasta) que realizará una eliminación de las capas más externas de la piel –exfoliación–. Este fenómeno produce una renovación de la parte externa de la piel y puede aumentar la síntesis de colágeno de sus estratos intermedios (dermis): el objetivo es mejorar el aspecto de la piel minimizando imperfecciones como manchas (lentigos), espinillas (comedones) o poros abiertos y arrugas finas. Si el peeling es profundo permite reducir la flaccidez cutánea y eliminar arrugas y surcos profundos.

 ¿Cómo se realiza un peeling químico?
En primer lugar hay que realizar una preparación de la piel durante dos semanas antes del peeling en sí, aplicando un preparado sobre la zona a tratar que contenga principios activos que potencien la acción del peeling: ácido salicílico, ácido glicólico y/o tretinoína, entre otros. La preparación previa permitirá que el peeling penetre uniformemente, aumentando su efectividad y el rendimiento del procedimiento.
Una vez efectuada la preparación, los peelings químicos superficiales o medios se realizarán en consulta por el dermatólogo. Inicialmente debe limpiarse la piel con una solución específica para eliminar el exceso de sebo y los detritus de la superficie cutánea. Acto seguido se aplica el peeling propiamente: en función del tipo se empleará una u otra sustancia. Aunque cada uno de los principios activos debe aplicarse con una técnica concreta, en general se van depositando repetitivamente sobre la piel con un pincel, torundas o gasas. A lo largo de este proceso, el paciente experimenta una sensación de escozor creciente (variable según el tipo de peeling), que desaparecerá una vez el dermatólogo neutralice la sustancia aplicada para finalizar el acto. El escozor experimentado es perfectamente tolerado la gran mayoría de veces y en general sólo dura unos segundos o minutos.
La finalización del peeling incluye la limpieza del área tratada y la posterior aplicación de un preparado calmante y/o regenerador.
Los peelings profundos, que en la actualidad se efectúan raramente y no serán comentados en este post, deben hacerse en un quirófano bajo anestesia general. El principal de los peelings profundos es el de fenol o el de ácido tricloroacético a muy alta concentración.

 ¿Qué tipos de peelings químicos existen?
En función de la profundidad de acción se eliminarán sólo una parte o la totalidad del estrato cutáneo más exterior (epidermis), parte del estrato intermedio (hasta la dermis papilar) o la totalidad del mismo (hasta la dermis reticular). Los peelings que sólo eliminan la epidermis se denominan superficiales; los segundos, medios y los terceros profundos.


¿Qué tipo de peeling químico es el ideal?
Cuanto más profundo es un peeling, más acción tiene y mejores son los resultados estéticos, aunque también son más frecuentes los efectos adversos potenciales y se alarga el periodo de recuperación tras su realización.
Los peelings superficiales realizados con ácido glicólico y/o pirúvico están indicados para el tratamiento del envejecimiento leve de la piel, para los lentigos (manchas solares), el acné y sus cicatrices, el melasma, los comedones (espinillas) y los poros abiertos, y como prevención del cáncer cutáneo en zonas donde existan queratosis actínicas como consecuencia de la radiación solar acumulada (por ejemplo en el cuero cabelludo de varones alopécicos).
El peeling superficial de ácido salicílico es especialmente efectivo para el exceso de sebo, el acné activo y en combinación con el láser fraccionado no ablativo para el tratamiento de las cicatrices de acné.
Los peelings intermedios con ácido tricloroacético resultan muy útiles para el envejecimiento moderado o intenso de la piel, y para las cicatrices de acné profundas (“en picahielos”).
Los peelings profundos de fenol se emplearán sólo para objetivos muy ambiciosos en cuanto a envejecimiento cutáneo o cicatrices atróficas. Hay que realizarlos en quirófano, bajo anestesia general y con monitorización cardíaca debido al intenso dolor que ocasiona y a los riesgos del procedimiento.

¿Cuántas sesiones son necesarias?
Cuanto más superficial es un peeling, más sesiones se requieren para conseguir el efecto deseado. Asimismo, cuanto más profundo menos sesiones son necesarias, pero más agresivo es el procedimiento y más tiempo de recuperación posterior requiere.
En cuanto a los peelings superficiales, se recomienda su repetición cada 2-6 semanas hasta conseguir el objetivo deseado, o rutinariamente cada 1-2 meses como prevención del envejecimiento de la piel.
Un peeling único, a menos que sea profundo o intermedio, produce una mejoría discreta, y se requieren varias sesiones para percibir cambios notables.


¿Cómo queda la piel después de hacer el peeling?
En los peelings superficiales normalmente no se presenta ninguna complicación y sólo se aprecian una descamación y/o rojez mínimas que son imperceptibles con la aplicación de una crema hidratante o maquillaje. Por este motivo son los que se practican habitualmente y los que aportan mayor satisfacción al paciente, ya que no implican ningún periodo de baja ni la formación de costras o heridas. Únicamente hay que emplear protección solar de forma habitual y es posible utilizar fórmulas de cremas que alarguen y potencien el efecto del peeling realizado en la consulta de Dermatología.
Los peelings intermedios o profundos provocan una lesión notable en la piel y se forman costras que pueden llegar a ser intensas, además de un dolor no menos perceptible. Obligan, además, a hacer tratamiento oral previo para el herpes simple para evitar una posible infección, y es necesario hacer un periodo de reposo y baja laboral por el aspecto del rostro durante semanas. En la actualidad es raro aplicar este tipo de peelings a menos que la preferencia y expectativas del paciente así lo sugieran.


Peeling taronja
El objetivo de un peeling de ácido salicílico y/o glicólico es eliminar las capas superficiales de la piel para que estas se renueven y extraer el exceso de queratina y sebo que asienta en el orificio folicular



¿Necesito estar un tiempo de baja para recuperarme?
En el caso de los peelings superficiales (ácido salicílico, glicólico y pirúvico) no es necesario ningún periodo de recuperación ya que normalmente no ocasionan ninguna lesión visible.
Si se desean peelings intermedios o profundos sí se requiere un periodo de baja de recuperación mientras las heridas sanan. Por este motivo hoy en día se emplean poco.

¿Cuáles son los cuidados que se deben tener después de realizarse un peeling?
Después de la realización de cualquier procedimiento estético es recomendable emplear un protector solar FPS50, que deberá ser de formulación oil free para no ocasionar comedones o acné.
Asimismo, los efectos de los peelings son más notorios si tras su realización empleamos regularmente una fórmula con determinados principios activos como el ácido glicólico, el salicílico, el hialurónico y/o la tretinoína. Es trabajo del dermatólogo dialogar con el paciente, entender sus prioridades y personalizar su tratamiento.


¿Con un solo peeling químico notaré mucho cambio?
No. El peeling es una herramienta más para el tratamiento del aspecto de la piel. Su eficacia es óptima (en el caso de los superficiales) sólo cuando se realiza una preparación previa y se practican algunas sesiones de tratamiento. El peeling debe entenderse como un ítem de soporte y potenciación de los efectos de un tratamiento global, no como una maniobra única que produce un gran cambio en la piel.
Sí percibirá cambios notables si hay un cuidado específico de la piel y se realizan peelings de forma ocasional cada 2-6 semanas durante un periodo de tiempo, y en especial si se combinan con procedimientos que actúen de una forma más profunda (como por ejemplo el láser fraccionado no ablativo o los rellenos de ácido hialurónico).


¿Si tengo un compromiso social y me hago un peeling unos días antes, me mejorará espectacularmente la apariencia de la piel?
No. Aunque notaría mejoría, para conseguir un efecto excelente con los peelings es necesario hacer una preparación previa mediante la aplicación de una crema exfoliante y realizar algunas sesiones de tratamiento (no sólo una). Ahora bien, si la persona tiene por costumbre realizarse peelings o bien emplea cosméticos adecuados, es posible que con una sola sesión previa al compromiso se produzca una mejoría notable del aspecto.


¿Qué ventajas tienen los peelings químicos respecto otros procedimientos estéticos?
Los peelings superficiales son muy cómodos para el paciente; no son agresivos; tienen buenos resultados si se realiza una adecuada preparación y técnica; y no son actos estéticos de un elevado coste. Es excepcional que se presenten complicaciones tras la realización de un peeling, y si se presentan suelen ser mínimas.

1 comentario:

  1. sobre todo despues de un tratamiento de acne el dermatologo desaconseja el peeling

    ResponderEliminar